La noche de ayer se dio inicio a la temporada de Boxeo en Barranquilla, con un evento de 7 peleas en el Hotel El Prado.

El evento central estaba a cargo de los boxeadores Juan Camilo Novoa, de Antioquia y Dormedes Potes, del Magdalena, quienes disputarían el cinturón de Fedelatín AMB, en el peso mediano.

Este combate, que fue pactado a 11 asaltos, fue dominado desde el inicio por Potes, a quien se le vio mayor soltura en sus movimientos, así como iniciativa para buscar ganar. A pesar de esto, un par de golpes bien acestados en el noveno asalto por parte del urabeño Novoa, hicieron caer de rodillas a Potes. Esta situación, antes que bajar el ánimo de Potes, oriundo de Moya (Bellavista – Magdalena), le hizo aumentar su nivel de agresividad en la pelea y salir a buscar tumbar a su rival. Fue así como en el décimo asalto, logró acorralar a “La Boa” Novoa, como es conocido el pugilista antioqueño, llevandolo a una de las esquinas, donde le asestó una ‘tunda’, al punto de que el árbitro intervino para parar la pelea y proteger al derrotado Novoa. Inmediatamente Dormedes Potes corrió a celebrar y llorando sin parar por la emoción, celebró con su equipo y algunos asistentes que invadieron el ring. De esta manera, Dormedes Potes, es el nuevo campeón del peso mediano de la Fedelatin AMB.



Los combates previos fueron entretenidos algunos, mientras otros no ofrecieron espectáculo al finalizar apenas en el primer round.

Por el peso Super Ligero hubo 3 enfrentamientos: Andrés García, de Barranquilla, se midió ante Luis Días Mármol, de San Onofre (Sucre), resultando ganador el segundo por decisión dividida de los jueces, en un combate a seis asaltos de mucho “toma y dame”. En otra pelea, Hermes Soto, de Venezuela, enfrentó a Luis Polo, de Cartagena, imponiendose el visitante por KO en el primer round. En la tercera pelea de la misma categoría, Melbyn Hernández también se impuso por KO en el primer round, ante su rival Antonio Antequera.

Luego vino la pelea en la categoría Super Gallo, pactada a ocho rounds entre Franklin Manzanilla y Francisco Herrera, que tan solo duró tres asaltos, pues el venezolano Manzanilla le propinó un KO al barranquillero Herrera.

Una de las peleas esperadas de la noche, fue la del estadounidense Jermain Polaín, que enfrentó al venezolano Pedro Henríquez, en la categoría peso pesado, pelea pactada a 6 rounds, en la que se vio más certero en sus golpes al peleador del vecino país, y con mayor potencia, a pesar de que el pugilista de USA tenía mayor estatura y complexión física. El mejor asalto de este encuentro, fue el cuarto , donde Polaín se sintió mareado y estaba a merced, por los golpes certeros que recibió de Henríquez, situación que no pudo ser aprovechada por este último, pues debió bajar sus ataques por un fuerte dolor en el costado que tenía debido a uno de los golpes que recibió de Polaín previamente. Finalmente y ante el asombro del público asistente, se decretó un empate 57-57 en las tres tarjetas de los jueces.

Posteriormente, se presentó el combate entre los pesos pluma Hugo Berrío, de Santa Marta, y Yeison Cohen, de Venezuela. Esta pelea, que fue pactada a 8 asaltos, se finalizó antes de iniciar  el último, decretando KO a favor de Berrío, en un acto bastante confuso, pues se pensó que el venezolano se retiraba por agotamiento inicialmente. El samario Berrío entonces celebró su triunfo emocionado, mientras todo era confusión en la esquina de su rival.



El entrenador de Yeison Cohen, pidió parar la pelea al juez porque el venezolano no contestó a su pregunta de “Cómo te sientes?”, pues el séptimo round había sido claramente favorable a Berrío. Acto seguido, Cohen intenta abrazar a su entrenador, estando aún sentado en su esquina y acto seguido se desploma, generando la alerta del equipo. Inmediatamente solicitaron atención al médico del evento, quien intentó reanimarlo sin éxito, por lo que se pidió el servicio de ambulancia para llevarlo a un centro asistencial. El médico Jhon luego de remitir al boxeador, comentó a Arena Deportes que consideraba grave lo que le había ocurrido y que los signos eran de una posible isquemia cerebral, dictamen que luego fue corroborado por los médicos de la Clínica a la que fue remitido Cohen, donde además le encontraron en la zona izquierda de la cabeza un hematoma, que no fue causado por golpes de la pelea con Hugo Berrío.

Actualmente Yeison Cohen se encuentra en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos, con pronóstico reservado, a pesar de que le fue practicada la cirugía de emergencia correspondiente. Sus familiares vienen en camino desde Venezuela y el cuerpo médico, todos los allegados al deporte, conocidos del boxeador y medios de comunicación esperan su evolución.

Les dejamos una galería de imágenes de los encuentros de esta noche de boxeo.

Fotos: Arena Deportes

 

 

 

Deja un comentario